A PARTIR DE AHORA NUESTRA NUEVA WEB: WWW.CORRERPORBORRIOL.ES

Correr por Borriol  
 
  Lesiones Musculares. 12-12-2017 06:16 (UTC)
   
 
 

Por Steven Low

Los esguinces musculares, tirones, desgarros y roturas son nombres diferentes que describen las mismas condiciones de lesión. La única diferencia es el grado de daño soportado. Por ejemplo solemos pensar en un esguince como algo menos serio que un desgarro o rotura. Para simplificar voy a referirme a ellas como lesiones musculares de ahora en adelante.

En este artículo se discutirá como aparecen esas lesiones, como identificarlas y como rehabilitarlas.

Etiología de una lesión

El resumen más corto que puede hacerse sobre cómo se produce una lesión es decir que sucede cuando la cantidad de fuerza que se pone sobre el músculo es mayor que la habilidad de dicho músculo para generar una fuerza opuesta. Esto sucede sobre todo en movimientos de alta velocidad; sin embargo también puede ocurrir en una contracción sostenida.

Esto quiere decir que las lesiones presentan una mayor frecuencia:

  • En gente con lesiones previas debido a la existencia de una debilidad muscular
  • Después de un estiramiento estático, debido a la inhibición de los husos musculares que controlan el ciclo de estiramiento/acortamiento regulando la longitud del músculo
  • En poblaciones más ancianas debido a que los músculos se vuelven menos flexibles conforme la edad aumenta
  • En músculos con flexibilidad y movilidad pobres ya que este no puede enlongarse mucho sin lesionarse, especialmente cuando la persona se fatiga
  • Al final de un entrenamiento, debido a que el músculo tiene una habilidad menor para mantener una salida de fuerza adecuada para prevenir la lesión conforme la fatiga aumenta
  • En gente débil, porque un músculo débil es más fácil de lesionar
  • Con el pinzamiento de un nervio, ya que el impulso del nervio motor se disminuye por la razón que sea conduciendo a una disminución de la fuerza en el músculo y un aumento de la posibilidad de lesión

Puede que hayas escuchado que el daño muscular, especialmente los factores relacionados con las agujetas, es causado por la contracción muscular excéntrica (negativa). Es verdad. Lo mismo sucede con las lesiones. Siempre ocurren durante la contracción excéntrica del músculo.

Incluso en los casos donde la lesión se produce durante la contracción concéntrica, en realidad es excéntrica en el preciso momento en que el movimiento concéntrico está cambiando de dirección hacia la contracción concéntrica. Por ejemplo si eres una de las personas que tiende a arquear el cuello mirando hacia arriba en lugar de mantener la cabeza neutral durante los pesos muertos, sentadillas o dominadas, el pinzamiento de los nervios que salen del plexo cervical puede inhibir la salida de fuerza durante el movimiento. De esa forma, conforme el movimiento pasa a la fase excéntrica, el cuerpo puede no tener la suficiente fuerza muscular para frenar el movimiento de bajada y los músculos pueden lesionarse. Esta es una de las razones principales para ejecutar correctamente esos ejercicios, además del hecho de que arquear el cuello a menudo provoca dolor y tensión en los músculos y también dolores de cabeza.

Por tanto, sabiendo lo que sabemos ahora, es importante que si estás haciéndote mayor, tienes mala técnica, flexibilidad y movilidad pobres, tensiones musculares, o eres débil y haces entrenamientos intensos puede que seas más suceptible de sufrir lesiones.

Obviamente, si tienes problemas médicos o lesiones anteriores sabrás que necesitas ser proactivo. Si estás realizando entrenamientos intensos a altas velocidades, realiza los estiramientos estáticos después a menos que tengas faltas en la flexibilidad que necesiten ser tratadas antes del entrenamiento para tener seguridad en él.

Áreas comunes de lesión

Cómo se ha dicho, las lesiones siempre se producen durante la carga excéntrica de los músculos.

Esto quiere decir que cuando se está esprintando, la lesión en el femoral tiende a ocurrir durante la fase donde el pie comienza a recibir el suelo, ya que es ahí donde el músculo está más alargado. Las lesiones en el abductor mayor tienden a ser similares. La otra mitad de las lesiones de abductor (lesiones en los flexores de cadera, abductor longus y brevis y el pectineus) suceden en la parte opuesta de la zancada cuando el pie está comenzando a dejar el suelo para ir hacia delante.

En los deportes en los que se patea, las lesiones tienden a ocurrir después de patear el balón con mucha fuerza, ya que la pierna se va hacia delante y hacia arriba.

Las lesiones en los levantamientos en la espalda tienden a ocurrir cuando la técnica se rompe y los músculos pierden su contracción isométrica durante las sentadillas y pesos muertos, cuando la espalda comienza a redondearse.

De manera similar, en la parte superior del cuerpo ocurrirán en el descenso de las dominadas, el descenso de los fondos y cuando se desciende el peso a medio gas o de un tirón.

Por eso es importante mantener una forma estricta, especialmente cuando comienzas a fatigarte ya que es cuando es más probable que suceda.

Evaluación y gradación de una lesión

Cuando una lesión muscular sucede, puedes reconocerla por el hecho de que:

  • Sucederá en el vientre (parte media) del músculo. Si la sientes en los tejidos blandos es probablemente una lesión
  • Será un dolor repentino y agudo
  • Produce dolor tanto al estirar el músculo como al contraerlo
  • Si la lesión es severa, puede producirse hinchazón o moratones
  • Si la lesión es una rotura, una depresión puede aparecer en el músculo o partirse completamente

Las lesiones se clasifican en una escala del 1 al 3.

Las lesiones de grado 1 consisten en una rotura menor del músuclo. No hay moretones y la hinchazón es pequeña o inexistente, pero el dolor está presente en el tejido blando. La cantidad de dolor es a menudo variable según la persona lo perciba. Es posible que no haya dolor en los movimientos concéntricos y si en los excéntricos, y es poco probable que se presente dolor si se ejerce una presión ligera sobre el área. Este tipo es la que más a menudo se produce en las personas que entrenan.

Las lesiones de grado 2 son roturas parciales del músculo. Probablemente habrá algo de hinchazón. Los moratones aún son variables pero probablemente sucederán ya que los tejidos están suficientemente dañados/rotos para que haya un escape de sangre. Tanto los movimientos excéntricos como concéntricos dolerán, y al ejercer presión sobre el área se presentará el dolor. Como el músculo tiene una lesión importante, el rango de movimiento se verá limitado.

Las lesiones de grado 3 son roturas completas o casi completas del músculo. Habrá hinchazón y hematomas. Probablemente también hundimientos o cavidades en la zona donde el músculo se rompió. Es importante que si sucede se aplique inmediatamente hielo, compresión, descanso y elevación y llevar al afectado a urgencias para un chequeo.

También aconsejaría ir a urgencias en el caso de una lesión de grado 2, pero puede no ser necesario dependiendo de las circunstancias. En cualquier caso, este artículo está dirigido principalmente a la prehabilitación y rehabilitación de las lesiones de grado 1 y las de grado 2 de menor importancia.

Prehabilitación y rehabilitación

Para aquellos que no sepan lo que significa “prehabilitación”, consiste en realizar trabajo preventivo para disminuir el riesgo de que se produzca una lesión. La lista de factores de riesgo que vimos anteriormente debería ser la guía de cómo estimar si es necesario un trabajo de prehabilitación.

Si eres débil necesitas hacerte más fuerte. Si tienes músculos muy tensos, es imperativo aumentar la movilidad en esos músculos con estiramientos estáticos o estiramiento neuromuscular facilitador propioceptivo tras los entrenamientos. Si estás entrando en edades avanzadas, definitivamente necesitas calentamientos adecuados antes de entrenar. Guardar los estiramientos estáticos para después del entrenamiento excepto cuando sean necesarios para mantener una técnica correcta.

Y, lo más importante, SIEMPRE mantener una técnica correcta. Si estás realizando entrenamientos por tiempo, es importante enfatizar siempre la técnica sobre el conseguir un mejor tiempo. El grabar la técnica constantemente es la clave para el éxito en cualquier deporte o propósito atlético. No te haces ningún favor por cortocircuitarte a tí mismo para verte o sentirte mejor, y aumentas el riesgo de lesión.

Rehabilitación en la fase aguda inflamatoria

La fase aguda en todas las lesiones se caracteriza por el daño en el tejido que provoca una respuesta inflamatoria en el músculo. La hinchazón o hematomas pueden o no estar presentes. Si lo están es es aún más necesario tomar los pasos adecuados para ayudar a la curación de los tejidos.

1. RICE

RICE (rest, ice, compression, and elevation) son las siglas en inglés para descanso, hielo, compresión y elevación. Esto es lo prescrito en esta primera fase de la lesión. Los 3 últimos (hielo, compresión y elevación) serán críticos en la reducción de la hinchazón y la inflamación en las primeras 48 horas. Después de eso, la compresión será el factor más grande en la reducción de la inflamación de manera que es sabio invertir en algo de material compresivo para limitar la hinchazón si es necesario.


Texto copiado de:
http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/2010/10/lesiones-musculares-previniendo-y-rehabilitando/#ixzz2VVMJ30Mn
 
  Rutas por borriol
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

© Copyright Dgt 2012 - 2020
  Traduce Nuestra WEB
  Publicidad
  Te Gusta Nuestra Web?
  Tu Tienda de Gafas
  Mayo 2014
  Siguenos



Sois ya 170632 visitantes www.correrporborriol.es.tl
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
TU TIENDA TRAIL RUNNING EN VALENCIA
EL MEJOR RESTAURANTE DE ALCOCEBRE
TU PANADERIA EN CASTELLON
30 AÑOS A TUS PIES
PELUQUERIA CABALLEROS CASTELLON
TU TIENDA DE MONTAÑA
MARMOLES XIVERT